Unitel se adapta a la Nueva Normativa CPR: European Construction Products Regulation

CPR-cables-cableado-normativa

Desde el pasado 1 de julio de 2017 queda prohibido para todos los fabricantes, distribuidores, prescriptores e instaladores de toda la Unión Europea fabricar, distribuir, prescribir e instalar materiales y cables que no estén fabricados bajo la Nueva Normativa CPR. Por ello, Unitel se compromete a la utilización de materiales fabricados bajo esta Normativa, proporcionando a nuestros clientes una mayor seguridad frente a incendios y aportando mayor claridad en la información y en las prestaciones de los materiales que utilizamos.

Con esta nueva Normativa, la Unión Europea trata de unificar los materiales que se utilizan en la construcción con el fin de que los edificios tengan más seguridad frente al fuego o sustancias peligrosas, así como una mayor seguridad medioambiental. El CPR afecta a todos los materiales que vayan a ser incorporados de forma permanente en viviendas, lugares públicos, obras de ingeniera civil, instalaciones de enlace o alumbrado exterior.

Características de la CPR:

En cuanto a los cables, el CPR afecta a los niveles de energía, control, datos y comunicación. Los cables creados se caracterizan por tener baja emisión de humos y gases tóxicos. Además, son más resistentes al fuego y menos perjudiciales para los equipos de protección.

cables-cableado.instalaciones-CPR

Asimismo, los cables y materiales utilizados bajo este nuevo sistema de clasificación tendrán mayor transparencia. Esto quiere decir que se garantiza la información de los productos utilizados a través de un lenguaje técnico común, un sistema de clasificación, ofreciendo métodos de evaluación uniformes y otorgando certificaciones comunes. Asimismo, permite la comparación de productos entre sí, se asegura la calidad de los mismos (eliminando los que no formen parte de los estándares de la Unión Europea) y se implanta mayor seguridad en las instalaciones (al reducir el uso de productos no armonizados).

Con la adaptación de la legislación CPR, España se posiciona como un referente europeo en cuanto a la utilización de cables de Alta Seguridad (AS) y consolida los avances en seguridad que ya se introdujeron en el 2002 con el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

Los Nuevos Cables según CPR:

La CPR  establece para toda la Unión Europea un nuevo criterio de clasificación y de clases, bajo el nombre de ‘euroclases’. Mientras que, en relación al comportamiento frente a incendios se designan unos patrones comunes para evaluar los materiales en condiciones similares, lo que garantiza y certifica la información.

La Normativa contempla seis nuevas clases designadas desde la A a la F. El nivel A supone el máximo nivel de reacción al fuego, con un producto no combustible, y el nivel F contempla el menor nivel de reacción, con un producto que no supera ni la propagación de la llama. De esta nueva clasificación, los niveles B2, C, D y E serán las clases usadas principalmente para los cables eléctricos.

cables-normativa-instalaciones

  • A: Cables que no contribuyen al incendio.
  • B, C, D, E: Cables combustibles en orden ascendente de índice de crecimiento del fuego y liberación de calor. Todos estos cables cumplen además el ensayo de no propagación de la llama según UNE-EN 60332-1-2.
  • F: Cables sin determinación de comportamiento.

Cables Eléctricos:

En cuanto a las cuatro clases que se aplican directamente a los cables eléctricos, el nivel B2 supone máxima seguridad y protección frente al fuego, mientras que E tiene una seguridad básica.

  • B2 y C: Tienen máximas prestaciones frente al fuego y ofrecen mayor seguridad y protección.
  • D y E: Presentan un nivel de seguridad y protección más básico.

cables eléctricos-instalacionesLas características de los nuevos cables regulados por la Normativa CPR, más seguros y tecnológicamente avanzados, cumplen la no propagación del incendio (UNE-EN 60332-3-24), la resistencia al fuego (UNE-EN 50200) y son más sostenibles.

En cuanto a la reacción al fuego, regula con más exigencia el hecho de que los cables puedan causar la propagación de un incendio por la descompensación de los materiales que lo componen, mientras que en cuanto a la resistencia, hace referencia a la capacidad que los cables tendrán para mantener la continuidad del circuito eléctrico durante el incendio. Finalmente, se apuesta por la construcción más sostenible a través de cables más respetuosos con el medio ambiente.

Para concluir, dentro de esta clasificación se han establecido tres niveles adicionales en relación a la opacidad de los humos emitidos (s1, s2, s3), las partículas que se desprenden por el cable en combustión (d0, d1, d2) y la acidez o la toxicidad de los humos (a1, a2, a3).

cableado-seguridad-soluciones

Aplicación de la CPR:

A partir de este momento los responsables de la aplicación de la CPR  son los fabricantes, reguladores, distribuidores, instaladores y usuarios. La aplicación oficial de la CPR entró en vigor oficialmente el 1 de julio de 2016. Sin embargo, se estableció un periodo de un año para que la cadena de suministro adecuara su stock de materiales a la nueva normativa.

Una vez cumplido este periodo, se debe comprobar que los materiales están identificados adecuadamente (identificación de producto, uso previsto y prestaciones sobre la reacción frente al fuego según el nuevo reglamento); que cuentan con el distintivo CE y que el proveedor disponga de la Declaración de Prestaciones (DoP) con toda la información relevante: fabricante, identificación del producto, sistema de evaluación utilizado, normas que se aplica, organismo certificador y prestaciones CPR.

instaladores-cables-seguridad

 

Escribe un comentario