¿Cuáles son las razones para digitalizar tu negocio?

Hoy en día, es un hecho que la llamada “Era de la Comunicación” ha llegado, y queramos o no, avanza de manera imparable. Cada vez más y más personas son capaces de comunicarse desde casi cualquier lugar y en cualquier momento. Si adaptamos esto al mundo empresarial, la necesidad de digitalizar es todavía más acuciante. Se pueden hacer negocios desde cualquier sitio, pero no solo eso, sino que también puedes tener tu puesto de trabajo en la palma de la mano.

Las nuevas tecnologías nos han permitido una “casi” total conectividad, y es por esto que los negocios han de adaptarse para pensar de manera digital. Desde el pequeño negocio hasta las grandes corporaciones, necesitan comunicarse con los clientes, y estos quieren hacerlo de manera inmediata.

Una simple búsqueda en Internet ha de facilitar al cliente lo que necesita, de manera rápida y sencilla. Por lo tanto, si tu presencia en Internet es limitada, o nula, dificilmente captarás su atención, y se irá a la competencia. No importa que tus productos o servicios sean mejores, porque ni siquiera va a tener la oportunidad de probarlos.

Pero no basta con la presencia, sino que también hay que cuidar la imagen. La democratización de Internet ha permitido multiplicar el “boca a boca” hasta límites insospechados. Hoy puedes comer en un restaurante, y minutos después contar tu experiencia a millones de personas a la vez. Si tu opinión es buena, el restaurante podrá obtener más clientes, pero basta con una opinión suficientemente negativa para perder una considerable cantidad de ellos. Hay que cuidar a cada cliente como si nuestro negocio fuera un restaurante y él, un crítico gastronómico. Mejora así el trato con el cliente de las empresas con presencia en Internet.

La digitalización no solo nos permite mejorar la relación empresa-cliente, sino que además nos facilita nuestro trabajo diario. ¿Para qué volver a la oficina si tengo todo lo que necesito en mi mano? La conectividad entre los trabajadores de la empresa nos ofrece la oportunidad de estar informados continuamente de las labores de cada uno. Mejora el trabajo en equipo y se obtiene un mayor rendimiento de la empresa. Trabajar “todos a una” aporta un gran valor añadido a la empresa.

Como conclusión, si estás pensando en digitalizar tu negocio, no lo dudes, pero hazlo bien. Es malo no tener presencia en Internet, pero tener una imagen negativa, puede ser aún peor. Los cambios y evoluciones de las formas de hacer negocio siempre resultan complicados, pero merece la pena hacer el esfuerzo.

Servicios Web y Programación

Escribe un comentario