5G, la quinta generación de red móvil llegará antes de 2020

Uno de los temas estrellas del Mobile World Congress de Barcelona será, sin lugar a dudas, el 5G. En la anterior edición ya fué uno de los temas principales que se trataron, y cada año nos encontramos más cerca de su implantación. Según los últimos avances, parece ser que no vamos a tener que esperar hasta 2020 para comenzar a disfrutar de estos servicios, aunque quizás tengamos que esperar algo más para que se generalicen.

Pero, ¿qué es o en qué va a consistir el 5G?

Con la llegada del 4G a las redes móviles, surgió una auténtica revolución. La velocidad de navegación ha aumentado de tal manera, que ya no hay apenas diferencia con las redes WiFi convencionales. El uso de este tipo de redes ha crecido de manera geométrica y el uso de Internet en los móviles ha igualado al de ordenadores.

La quinta generacion, la tecnología denominada como 5G, será el paso definitivo hacia el Internet móvil. Ya podemos afirmar que las conexiones desde dispositivos móviles han superado con creces a las de los ordenadores, pero esto es solo el principio.

No solo para el móvil, sino también para el IoT

El 5G es una  tecnología pensada para el IoT (Internet de las cosas). Sus enormes posibilidades hacen que no solo sea útil para los móviles, sino también para llevar la conectividad a un gran cantidad de dispositivos o “cosas”.

Una de las utilidades del 5G más destacable es la de incorporar Internet en los coches sin cortes en la conexión. Esto supondrá un gran avance en cuanto a los coches autónomos se refiere. Además, sectores como la domótica e inmótica, smartcities, wearables… mejorarán sus servicios de manera sustancial.

¿Qué diferencias hay entre 4G y 5G?

Cada cambio de generación en redes móviles ha sido todo un avance en el mundo digital. El cambio de 4G a 5G, no será menos, y provocará toda una revolución. Las principales diferencias que ya podemos destacar son las siguientes:

  • Alto rendimiento en espacios de alta exigencia como pueden ser coches, trenes, o zonas con una alta densidad de población.
  • La velocidad pasará de 20 Mbps a 10 Gbps. Esto permitirá descargarnos una película en tan solo 5 segundos.
  • Mejorará la eficiencia energética y consumirá menos batería en los dispositivos móviles.
  • Aunque la implantación de esta nueva tecnología supondrá una gran inversión en infraestructuras de fabricantes y operadores, no será tanta, debido a que la conectividad llegará más lejos y más rápido con menos esfuerzo.
  • Reducción de la latencia para llegar a ser 50 veces más pequeña, de hasta 1 ms. Esto ayudará a la puesta en marcha de los llamados servicios de misión críticos, como son, por ejemplo, los coches autónomos y el envío de información de unos a otros.

¿Cuando llegará?

Aunque en principio está planificada su llegada para el año 2020, parece que no vamos a tener que esperar tanto. Ya está preparada la estandarización del 5G y todo apunta a que era el punto más complejo de solucionar. Una vez concluido esto, las empresas estarán deseando lanzar los nuevos productos y se pondrán manos a la obra para realizar todas las infraestructuras necesarias. El IoT crece, y para impulsar este crecimiento, hace falta que vaya de la mano del 5G. En 2019 ya podremos tener 5G en las grandes ciudades de Europa, y seguramente en 2020 ya estará plenamente desarrollado ¿Llegará también de su mano el Internet ilimitado en los móviles?

Escribe un comentario